miércoles, 3 de febrero de 2016

“Este catálogo constituye una aportación de primer orden que viene a divulgar los ricos tesoros de este Museo”


MAV Comunicación

Ante una concurridísima asistencia de público se presentó el pasado sábado, en el Museo Arqueológico, el muy esperado y anhelado libro ‘Los colores del poder. La cerámica en ‘verde y manganeso’ de Jerez de la Frontera (Cádiz)’ obra de Rosalía González Rodríguez, Laureano Aguilar Moya y Francisco J. Barrionuevo Contreras. Estuvieron presentes en el acto el magnífico prologuista de esta espléndida herramienta de consulta Antonio Vallejo Triano, el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Jerez Francisco Camas y el editor y representante de Peripecias Libros Juan Félix Bellido. Según Vallejo Triano, “estas cerámicas de Jerez documentan el complejo panorama de las producciones en verde-manganeso de los siglos X y XI en Medinat Al-Zahra y/o Córdoba para la corte omeya, que explicarían la presencia del Estado en proceso formativo de Saris”.

Según Antonio Vallejo, “este catálogo constituye una aportación de primer orden que viene a divulgar los ricos tesoros de este Museo, por un lado, y a poner de relieve, por otro, la relación directa existente entre este tipo cerámico y el propio devenir histórico de la ciudad, tanto en la etapa califal como en la fase taifa. Esta obra está llamada, pues, a convertirse en referente obligado para cualquier investigación futura que se plantee en torno a la cerámica de este amplio periodo”.

En efecto los periodos califal y taifa constituyen uno de los momentos históricos menos conocidos de esta urbe andalusí, en la que las excavaciones arqueológicas tradicionalmente habían proporcionado niveles de ocupación almohade, pero para los periodos anteriores apenas si habían llegado algunos vestigios. Las intervenciones realizadas en los últimos años han incrementado notablemente la información sobre la ciudad en los siglos X y XI y han aportado un voluminoso conjunto de cerámicas verde-manganeso de carácter excepcional por su calidad, cantidad, variedad y por su estado de conservación.


Estas producciones, consideradas califales o inspiradas en modelos califales, han llamado poderosamente la atención de los investigadores desde que en 1888 M. Gómez Moreno diera a conocer los primeros ejemplares recuperados en Medinat Ilbira. En la presente obra se analizan de forma detallada más de un centenar de piezas inéditas, desde sus tipologías hasta los motivos y diseños decorativos, así como procedencia, circunstancias de su hallazgo y contextos, todo ello acompañado de un detallado aparato gráfico, que documentan el complejo panorama de las producciones en verde y manganeso y ponen de manifiesto la importancia de Jerez durante este amplio periodo.