viernes, 16 de diciembre de 2016

Cinco millones y medio de cupones promocionarán la Zambomba de Jerez y Arcos

Comunicado

La ONCE dedica su sorteo del próximo miércoles, día 21 de diciembre, a las Zambombas de Jerez y Arcos, declaradas ambas Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. 

La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, y el alcalde de Arcos, Isidoro Gambín, han asistido a la presentación del cupón que han realizado el director de la ONCE en Jerez, Cristino Ortuno, y la consejera territorial Milagros Rodríguez, coincidiendo con la Zamboma oficial del Ayuntamiento de Jerez. En el acto han participado también el teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural, Francisco Camas, y el delegado de Cultura de Arcos, Daniel García. También ha asistido, en representación de la Junta de Andalucía, la directora del Instituto Andaluz de Flamenco, María Ángeles Carrasco. El coro de la ONCE, integrado por personas ciegas y con discapacidad visual grave, ha sido el primero en actuar con la interpretación de villancicos populares tras la presentación del cupón.

La alcaldesa de Jerez ha resaltado la importancia de que la zambomba de Jerez llegue a toda España a través de los 5 millones y medio de cupones que reproducirán un dibujo alegórico de una zambomba con los logos de los ayuntamientos de Jerez y Arcos. “Se trata de una gran repercusión de una seña de identidad cultural de Jerez y Arcos que atrae a miles de turistas en esta época navideña”.

De esta forma, la ONCE contribuye a su promoción en toda España, a través de su red de ventas integrada por 20.000 vendedores, y se suma así a la difusión del patrimonio cultural andaluz, según destacó Ortuno, quien definió a las zambombas como “una seña de identidad cultural de Andalucía”.

“Es una expresión festiva y musical vinculada al flamenco que debemos proteger y salvaguardar entre todos porque forma parte de una de las celebraciones navideñas más genuinas de Andalucía”, destacó el director de la ONCE en Jerez, quien reivindicó el protagonismo de Jerez y Arcos como fuentes principales de un legado lírico que sobrepasa, dijo, el sentido musical. “Se convierte en un motor de desarrollo social vertebrador para los territorios e integrador para las personas porque el disfrute de las zambombas no conoce barreras ni distingue entre limitaciones”, subrayó.

La protección de la Zambomba de Jerez y Arcos se enmarca en la política de catalogación de las distintas manifestaciones del flamenco que desarrolla la Consejería de Cultura desde que en 2010 la Unesco lo incluyera en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.