jueves, 29 de diciembre de 2016

Vicente Prieto Bononato pronunció un muy sentido II Pregón de los Reyes Magos

MAV Comunicación

“Durante mis muchos años de permanencia en la presidencia de la Asociación de Belenistas de Jerez y asimismo de presidente de la Federación Española de Belenistas me habían pedido innumerables charlas y conferencias sobre todos los aspectos habidos y por haber de la Navidad pero jamás me pidieron que hablara de los Reyes Magos, de esa tradicional magia que tanto me agrada y tanto me conmueve y emociona. Por esta razón agradezco enormemente la oportunidad que me brinda MAV-Comunicación y las restantes entidades organizadoras de esta bonita iniciativa que este año alcanza su segunda edición”. Con estas palabras comenzaría ayer noche, en la Capilla de San Juan de Letrán, el II Pregón de los Reyes Magos pronunciado por quien fuese Rey Mago oficial de la ciudad y activo miembro de la Junta Directiva, además de presidente a lo largo de varias legislaturas de la Asociación de Belenistas de Jerez -hoy Presidente Honorario- Vicente Prieto Bononato.

Organizado por MAV-Comunicación, Grupo Clínicas Beiman, Cultusema, Bodegas Álvaro Domecq y la Escuela Superior de Idiomas de Jerez y contándose con la colaboración de la Asociación de Reyes de Jerez, Sociedad Magazine (Grupo Claver & Egler) y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Madre y Señora del Traspaso, el II Pregón de los Reyes Magos satisfizo a la nutrida concurrencia que se dio cita en un emblemático lugar presidido además por el Niño Jesús que adorarán los Magos de Oriente alcanzada la noche del próximo 5 de enero. Presentó a Vicente Prieto el pregonero de los Reyes Magos de la pasada edición, José Arcas de los Reyes -presidente honorario de la Asociación de los Reyes Magos de Jerez- quien diseñó una muy ingeniosa glosa formal no sólo del currículo académico y profesional del ponente sino que además optó por la reivindicación siempre simpática a modo de sugerencia con tono de petición directa: “Así como es tradición en nuestros belenes la figura del cagón, que hemos dado en llamar el caganer, yo le pediría a Manuel Alcocer, actual presidente de la Asociación de Belenistas de Jerez, aquí presente en este acto, que pronto reivindiquemos y ya vayamos encargando a todos nuestros artesanos la figura del Vicenter, y que sea un pastor a imagen y semejanza de Vicente Prieto con una copa de vino en la mano, en gratitud a sus muchísimos años -toda una vida- dedicado al fomento del belenismo de Jerez de la Frontera”.

Vicente Prieto ofreció un pregón muy ameno, pedagógico en parte, muy vivencial de otro lado. Comenzó argumentando, a modo de confesionario abierto, que no existe mejor tradición que el amor en familia. Y que, al menos a juicio y a tenor de lo vivido y experimentado en su niñez, adolescencia y madurez -como padre de tres hijos- “el amor a los Reyes Magos ha de ser un amor de tradición en la familia”. He ahí la sustancia y la quintaesencia de la magia de la ilusión que jamás se evaporará a pesar de los modismos y las novelerías imperantes. “En mi familia -añadió- la leyenda de los Reyes Magos se mantenía durante muchísimos años. Porque la ilusión y la fe siempre se anteponía al conocimiento. Hoy día quizá cueste más esfuerzo mantener encendida esta llama porque, entre otras razones, el pragmatismo utilitario actual procura borrar esta tradición a toda costa. Debemos estar muy despiertos ante esta avalancha de confusión”.

Prieto Bononato, que se encontraba muy cómodo en el atril de la sede canónica de su Hermandad de Jesús Nazareno, dictó una primera parte basada en el rigor del Evangelio de San Mateo así como en otros textos de contrastada credibilidad histórica que, a menudo calzándolas con datos menos verificados pero igualmente mantenidos por la trasmisión oral y a su vez escrita de siglos, ofrecería a la postre una versión muy completa de los antecedentes biográficos y del origen de la figura de los tres Reyes Magos de Oriente. Incluyendo por lo demás alguna bellísima metáfora sobre la Catedral de Colonia, lugar donde reposan los restos de Melchor, Gaspar y Baltasar, y su intacta conservación ante los continuos bombardeos de Guerras Mundiales de innecesaria mención.

Quiso asimismo Vicente Prieto sincerarse con el público asistente -entre los que se encontraban, por ejemplo, el mencionado presidente de la Asociación de Belenistas de Jerez Manuel Alcócer o el pregonero de la Semana Santa de Jerez 2017 José Blas Moreno González- para narrar de tú a tú no pocas anécdotas -tan íntimas y tan inmensas a la misma vez- de su relación de niño con los Reyes Magos. Incluso aquella heroica escenificación -direccionada a distancia por sus padres con la colaboración extra de “las vecinas de abajo”- que a todas luces demostraba la existencia de sus Majestades y así acallar “la teoría de los sabihondos compañeros del colegio que colocaban a nuestros padres como protagonistas ejecutores de los juguetes que a nuestro nombre viajaban hasta casa”. Finalizó el acto con unas palabras de agradecimiento a cargo de Froilán Solís, Hermano Mayor de la Hermandad de Jesús Nazareno, así como con el brindis de un jerez de honor ya en la Sala Capitular de esta histórica cofradía de la Alameda Cristina.