jueves, 12 de enero de 2017

La exposición ‘Etiquetas en piedra’ continúa abierta en el Museo Arqueológico

Comunicado

El Museo Arqueológico Municipal continúa albergando la exposición ‘Etiquetas en Piedra’, que se abrió en noviembre con motivo del IV aniversario de la reapertura de las instalaciones de la Plaza del Mercado. La muestra permanecerá abierta en la Sala Julián Cuadra hasta el 22 de enero y recoge el trabajo de los antiguos talleres litográficos del Marco de Jerez. 

Con esta exposición, el museo rinde homenaje a los talleres y trabajadores de las artes gráficas de Jerez. Una industria que nació al albor de la actividad bodeguera, con gran desarrollo en nuestra ciudad desde finales del siglo XIX hasta bien entrado el siglo XX y  que, debido a su alta calidad técnica, alcanzó un gran prestigio tanto a nivel nacional como internacional. 

La totalidad de las piezas que se exponen proceden de lo que fueron las instalaciones de Jerez Industrial S.A., situadas en la calle Taxdirt nº 30 e inauguradas en 1970. 

Estas piezas estuvieron colocadas como elementos decorativos, a modo de alicatado, en la fachada de acceso a las oficinas de dicha empresa y tras su robo en el año 2015, fueron recuperadas, en un alto porcentaje, por la Policía Nacional e ingresadas en el Museo, donde ha sido restauradas y catalogadas.

El conjunto está compuesto por un total de 275 piezas, algunas de ellas serradas y recortadas para adaptarse a su finalidad decorativa y otras devastadas intencionalmente en alguna de sus caras. Su estado de conservación en muchas ocasiones es bastante deficiente al haber estado sometidas a la erosión y las inclemencias meteorológicas, pero sobre todo al maltrato que han sufrido durante la sustracción. Los dibujos en muchos casos no son fáciles de ver al haber desaparecido el pigmento y quedar solo las finas incisiones del grabado.

Según informan desde el museo “desconocemos el criterio que se siguió en su momento para la selección de estas piezas que, tras la introducción, en los años 50 de las técnicas fotomecánicas, habían perdido su función original e iban a servir de ornato.” 

El tamaño y sobre todo el peso –sus dimensiones oscilan entre y 41 x 36 cm la más grande y 7,3 x 6,8 cm la más pequeña, con grosores entre 8 cm y 3 cm y su peso alcanza en algún caso los 19 kg– debieron constituir un factor importante en su elección dada la posición en que iban a ser colocadas.