lunes, 5 de junio de 2017

10 horas de fervor rociero en la Aldea

Redacción Sociedad Magazine/ Fotos: Vicente Sánchez




Ver galería fotográfica en dispositivo móvil

A las 3:27 de la madrugada aparecía el Simpecado de la Hermandad Matriz de Almonte en la "concha" de la Ermita del Rocío, fue en ese momento cuando los "santeros" no pudieron hacer más y ante la avalancha, solo pudieron abrir las puertas de la reja que ya muchos habían saltado instantes antes; la Virgen salía a las calles de la Aldea como cada Lunes de Pentecostés.

Casi diez horas estuvo la Patrona de Almonte paseándose por las calles de la Aldea visitando a cada unos de los Simpecados que han peregrinado hasta la Ermita en el presente año. La procesión comenzó tranquila, pero tras las claras del día, el número de personas se multiplicó y la multitud ante Nuestra Señora del Rocío se contó por miles en las horas centrales de la mañana. La Blanca Paloma regresó y se posó en el Santuario a las 13:12 minutos del mediodía, acabándose un año más la romería.